• mercadoyoga

Las TORSIONES en Yoga



Las torsiones involucran a toda la columna vertebral, desde el coxis hasta las vértebras cervicales. Pueden ejecutarse partiendo de posturas de pie, de posturas sentadas o acostadas.


¿Que son?


Las posturas de torsión se conocen en sánscrito como Parivrtta Sthiti y se caracterizan por el giro sobre su eje que realiza la columna vertebral.

Pueden ir acompañadas de flexión o extensión de columna. Son asanas que se pueden introducir en cualquier momento de la práctica porque pueden ser compensatorias o preparatorias, pero son ideales al final de la práctica ya que permiten al cuerpo encontrar un equilibrio energético.

Estas posturas masajean los órganos abdominales, fortalecen la columna y equilibran el sistema nervioso.


Tips para entrar a las posturas de torsión en Yoga


  • Antes de entrar en la postura, exhala profundamente, esto ayudará a crear una sensación de enraizamiento y te permitirá crear espacio en el cuerpo, la mente y el sistema nervioso.

  • Toma una inhalación profunda y permite que tu cuerpo se expanda, al mismo tiempo que empiezas a rotar, con la exhalación.

  • Antes de entrar en una postura de torsión, es importante crear espacio en la columna. Alargando los costados, creando espacio entre la caja torácica y la cadera, separando así todo lo que podamos cada una de las vértebras. Esto ayuda a que los discos intervertebrales no sean presionados en exceso.



Algunos beneficios de las torsiones en Yoga

1- Equilibran el cuerpo y la mente

2- Fortalecen la columna y alivian dolores de espalda

La espalda baja recibe mucha presión en nuestro día a día, tanto cuando estamos sentados como de pie. Descomprimirla mediante torsiones mejora su flexibilidad a la zona y corrige la postura. Con las torsiones, la espalda se tonifica y ligamentos, tendones y musculatura se alargan aportando un mayor riego sanguíneo. Caderas y pelvis también se movilizan, y todo el conjunto ligamentoso de esta región se desbloquea mejorando los dolores de espalda, especialmente los de la zona baja.

3- Presionan y masajean los órganos internos

La presión en el abdomen hace que los órganos internos se beneficien de las torsiones y mejoren su estado. Dependiendo del lado al que giremos, activan y ejercitan el hígado, páncreas, estómago e intestinos y regulan la función renal.

4- Mejoran la digestión y aportan energía a todo el organismo

Un sistema digestivo lento o con mal funcionamiento puede ser el origen de muchas molestias y enfermedades. Masajearlo promueve su correcto funcionamiento.

5- Equilibran el sistema nervioso central

Las torsiones desbloquean y relajan el sistema nervioso, favoreciendo la calma.

6- Flexibilizan el diafragma

El diafragma entra en acción, se estira y masajea, por lo que la respiración mejorará también con las torsiones profundas.

8- Aclaran la mente

Nos pueden ayudar a sentirnos despiertos y más ligeros.

9- A nivel emocional

Se toca profundamente una zona donde se guardan muchos miedos y otras emociones, con lo que ayudaremos a sacar esos residuos emocionales que todos guardamos dentro.


www.mercadoyoga.com